Terminada la reunión de Patronato y Equipo Provincial de Solidaridad el sabor de boca que queda no puede ser mejor. Repaso de las obras sociales maristas, próximo Plan Estratégico, organización de los Campos de Trabajo Misión del verano que viene de SED, revisión del Proyecto Provincial de Educación Social, etc, etc, así como los temas propios de la Fundación Marcelino Champagnat (Plan de Actuación 2018, cierre de cuentas del 2017, repaso de los presupuestos del 2018…). Lo mejor ha sido la convivencia con la Comunidad Marista de Giugliano, una auténtica familia y una Comunidad abierta a toda la familia marista de Giugliano. Gracias a Mario, Antonella y Rosa por compartir sus proyectos y experiencias.