La Constitución Oficial de la Fundación Marcelino Champagnat el 17 de mayo del 2012, no significó más que un punto y seguido en todas las reflexiones que desde años atrás se estaban tratando en el Consejo Provincial de la Provincia Marista Mediterránea y que giraban entorno a la creación o constitución de una Entidad con personalidad jurídica propia, con la que poder dar cobertura institucional a nivel civil y administrativo a todas las obras y proyectos sociales existentes en la Provincia Mediterránea y las nuevas iniciativas y proyectos socioeducativos que pudieran surgir en un futuro. Optándose finalmente por la Fundación como Persona Jurídica sin ánimo de lucro idónea para este fin.

       Pero realmente… ¿por qué la Fundación Marcelino Champagnat?

Porque…

- Contar con una entidad sin ánimo de lucro que nos una como Familia Marista y complemente el trabajo que desarrolla en los ‘Países del Sur’ nuestra ongd SED y todas las campañas e Iniciativas Sociales y Solidarias que se llevan a cabo en nuestros colegios, a través de un trabajo directo en nuestro ‘Cuarto Mundo’ a través de la Fundación, es fundamental.

- Nos beneficia como Entidad disponer del registro y reconocimiento Público necesario que facilite la gestión administrativa en cualquier parte de nuestro país o territorio extranjero de nuestra como competencia como Provincia Mediterránea.

- Y porque una Fundación que respete la autonomía de las asociaciones, proyectos y obras sociales maristas existentes, así como de todas las iniciativas sociales y solidarias de los colegios, dando mayor difusión a los Proyectos de SED, no hará más que sumar en eficacia, gestión y transparencia, asegura la viabilidad de los recursos.