Misión

   La Fundación Marcelino Champagnat es una organización sin ánimo de lucro de ámbito estatal impulsada y promovida por la Congregación de los Hermanos Maristas para canalizar y apoyar los proyectos y obras socioeducativas que se desarrollan en los territorios propios de la Provincia Mediterránea.

   Fundamenta su estilo de actuación en la evangelización, presencia y educación a través del amor cristiano al más necesitado, los niños y los jóvenes, según el talante marista propio del legado transmitido en vida por su fundador San Marcelino Champagnat.

   Tiene como principal finalidad mejorar las condiciones de vida y la promoción del desarrollo personal, social y educativo de niños y jóvenes en exclusión social y situación de riesgo, así como sus familias.

mision
vision
Visión

    Soñamos con una Fundación que:

  Promueva los derechos humanos en una sociedad en la que es posible crear cauces de integración, educación y desarrollo  para los niños, jóvenes y familias en especial situación de exclusión social.

  Apueste por un trabajo profesionalizado e identificado con la misión y valores de la entidad que se esfuerza por adaptar los proyectos a las necesidades de los beneficiarios como protagonistas del proceso, sensibilizando y corresponsabilizando a la sociedad y ‘familia marista’ en la transformación.

Valores

   Viviendo la identidad cristiana y marista que nos caracteriza, la Fundación es signo de esperanza y responsabilidad para actualizar la experiencia pedagógica y espiritual que vivió San Marcelino Champagnat con los jóvenes y niños.

   Apostamos por un compromiso evangelizador orientado a la transformación social, posibilitando en nuestros beneficiarios su capacidad personal para hacer realidad el sueño de que otro mundo es posible.

   El sentido vocacional que caracteriza todos nuestros procesos garantiza la implicación y la participación voluntaria de todos los que formamos parte de la Fundación como signo de compromiso social.

   Optamos por una acción educativa que comprenda todas las dimensiones de la persona como centro de la acción, acogiéndolas sin condiciones y ayudándolas a crecer mediante múltiples propuestas y posibilidades.

   Creemos en la solidaridad como forma de actuar a favor de otras personas desinteresadamente, con alegría y con el convencimiento que dicho servicio debe transformar las situaciones de vulnerabilidad que presentan determinados niños, niñas, jóvenes y familias de nuestra sociedad.

   Convencidos que la presencia basada en el acompañamiento e intervención socioeducativa creará entorno a nuestras beneficiarios un clima de familiaridad, sencillez y acogida incondicional.