Para mejorar la confianza es importante conocer el destino de los fondos , concretamente cuánto se destina a proyectos, cuánto se gasta en la dirección y gestión y cuánto en actividades de captación de fondos.

Debemos elaborar un presupuesto de ingresos y gastos, ya que ésta es una herramienta de gestión fundamental y ayuda a que la planificación de actividades sea coherente con los recursos existentes. La posterior liquidación del presupuesto es de gran ayuda para detectar posibles desviaciones y analizar sus motivos.

tdt